El futbol para todos llega a Europa

Fútbol europeo para Todos
142fc496eac1104b24ae30fdcb1cffa1.12761748631

El Tribunal General de la Unión Europea falló a favor de la democratización de los derechos de transmisión de las Copas del Mundo y otros eventos deportivos, que ahora podrán ser emitidos por canales de aire.



El Tribunal General de la Unión Europea (TUE) falló ayer en contra de la FIFA y de la UEFA y a favor de la democratización de los derechos televisivos de la comunidad, en una decisión que puede modificar el mapa de la comunicación de los partidos de fútbol de las competiciones más importantes del mundo. A partir de una presentación realizada por Gran Bretaña y Bélgica, el TUE definió que los canales de televisión abierta y gratuita de los países europeos podrán transmitir campeonatos Mundiales de fútbol, Eurocopas y otros eventos deportivos considerados de “interés nacional”, incluso si los derechos de exclusividad de los mismos ya pertenecieran a cadenas pagas.
La decisión va en sintonía con lo que acaba de ocurrir en la Argentina con el “Deporte para Todos”, a partir de la lista de acontecimientos de relevancia que el Consejo Federal elevó a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual para que muchos eventos deportivos (ligas de básquet, rugby y vóley, Copas de Europa, partidos internacionales de selecciones o de representantes argentinos, entre otros) puedan ser retransmitidos, a partir del próximo semestre, por canales de aire nacionales o regionales (ver aparte).
El caso europeo, si bien en principio no abarca un universo tan amplio como ocurre en el país, es similar. “Un estado miembro (de la Comunidad Europea) puede, en ciertas circunstancias, prohibir la transmisión exclusiva de todos los partidos de Copa del Mundo o Eurocopa en televisión paga para permitir que el público en general pueda seguirlo por televisión abierta”, se expidió el Tribunal. De todas maneras, más allá de lo específico del fallo, quedó abierta la posibilidad para que cada país elabore una lista de acontecimientos deportivos considerados de “interés nacional” para ser transmitidos por señales de aire. Entre estos eventos, figurarían los Juegos Olímpicos, los Grand Slams de tenis e incluso las ligas locales.
Según el comunicado oficial, no sólo están afectados a la decisión del Tribunal el juego inaugural de la Copa del Mundo y las instancias definitivas (semifinal y final), sino también todos aquéllos que sean considerados “eventos únicos”, algo que será determinado por cada nación miembra de la comunidad.
Si bien esto provoca una gran derrota de la FIFA y de la UEFA, quienes se encargan de manejar la venta de los derechos de televisación de las competencias mundiales y continentales, respectivamente, todavía pueden apelar la medida en última instancia ante la Corte europea de Justicia (este fallo se da luego de una apelación de los organismos ante la justicia). En Europa, igualmente, especulan con que la sentencia quedará firme y que, a partir de eso, se dará una apertura que derivará en un nuevo “Fútbol para Todos”.
Como ocurrirá en la Argentina con el Deporte para Todos, las entidades deberán ceder las imágenes pero no “a cualquier condición”. Esto significa que se le pondrá un valor de retransmisión, que deberá ser acordado con cada federación pero tendrá, al mismo tiempo, que ser inclusivo.
En algunos países de Europa, este rechazo a la apelación presentada en conjunto por la FIFA y la UEFA ya provoca polémica. Tal es el caso de España (ver recuadro). Y, seguramente, llegarán más, ya que el Tribunal constata que, al no poder definirse de antemano qué acontecimientos pueden ser considerados de interés nacional, los gobiernos tendrán margen de maniobra. Dependerá, entonces, de una decisión política, aunque el primer paso, enorme frente a enormes corporaciones como la FIFA y la UEFA, ya está dado. <