Un mensaje para unir ateos y creyentes:Unidad única opción

Translate Request has too much data
Parameter name: request
Estimados, no denuncien el post, porque les aseguro que no ofende a nadie. Voy a empezar por una breve introducción, luego les propongo una manera de pensar en donde los conflictos pueden TERMINAR y por ultimo una crítica constructiva a creyentes y ateos. El objetivo es generar interrogantes para una posterior toma de conciencia que depende solamente del lector. Quizás me equivoque y en ese caso, espero criticas constructivas y no el típico “forobardo”. ¿Empezamos?:
142fc496eac1104b24ae30fdcb1cffa1.12761748631

Vivimos en un mundo polar, es decir Todo tiene 2 POLOS. Esto era bien sabido por los egipcios gracias a las enseñanzas de Hermes Trismegisto, también conocido como Imhotep.

Uno de sus 7 principios Herméticos dice:

“Todo es doble; todo tiene dos polos; todo, su par de opuestos; los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son semiverdades; todas las paradojas pueden reconciliarse”.

Está claramente explicado que en el Universo donde vivimos todo es doble, todo tiene su par de opuestos. Algunos son: blanco/negro, hombre/mujer, calor/frío, arriba/abajo, este/oeste, bueno/malo, rico/pobre, amor/odio, sucio/limpio, culpable/inocente….. y aquí les dejo un par de opuestos que ha sido causante de grandes guerras, asesinatos, violaciones,etc:

“La violencia es el miedo a los ideales de los demás” Mahatma Gandhi

También podemos decir que la mera división de las cosas establece un límite entre las mismas, que tiene que inevitablemente que generar conflicto.

“Todo lo que sea limitado tiene que inevitablemente que generar conflicto” Jiddu Krishnamurti

Por ejemplo: En la realidad, el continente Americano es 1. Pero el hombre, establece unas líneas imaginarias llamadas territorios nacionales, que nos lleva a entrar en conflicto entre diferentes naciones.

Nos dividimos por nuestras creencias, por nuestra forma de vestir, por nuestra forma de hablar, por nuestra ropa, por nuestra nacionalidad, por nuestro sexo, por nuestro color de piel etc. etc. Es mas, nos dividimos simplemente por ser hinchas de equipos diferentes!

Ahora entiendo porque dijo esto:

“Hay solo 2 cosas infinitas: el universo y la estupidez humana. Y del universo no estoy seguro” Albert Einstein

CONCLUSION: SOLO SI EXISTE DIVISIÓN PUEDE HABER CONFLICTO. AHORA, ¿CUAL ES LA CAUSA DE LA DIVISION?

Nada más y nada menos que nuestro EGO o mente pequeña.

¿Que es el ego o “mente chiquita”?

El ego es difícil de definir. El ego es aquello que nos separa de los demás. Es una especie de mente pequeña inconsciente, que nos hace creer que estamos separados entre nosotros.

¿Porque decís que el ego es el problema?

El ego es naturalmente DIVISIVO. Y como dijimos anteriormente, la división es lo que genera los conflictos. Por ejemplo:

Si largamos un trozo de carne a una jauría, los animales se pelean entre sí para obtener el botín. Digamos que sus “egos” (pongo entre comillas porque son animales instintivos)los hace actuar de esa manera que los lleva a morderse y luchar de manera cruel, rigiéndose por la ley del más fuerte.

En cambio, si los mismos actuaran como uno (como lo hacen las hormigas) todos tendrían un pequeño bocado justo y equitativo

En el caso del ser humano, poseemos RAZON. Sin embargo, parece que todavía no hemos superado nuestro rasgos animales y nos comportamos exactamente como cualquier animal o peor que ellos, ya que nuestra inteligencia mal empleada nos convierte en los más crueles.. Por eso se dice:

“Podemos rebajarnos sometiéndonos a nuestras pasiones o podemos elevarnos sublimando nuestra pasiones”

¿Podemos aprender de la naturaleza?

Eso fue lo que hicieron los egipcios. Ciertos animales, como las hormigas y nuestro propio cuerpo humano, nos dan una pista de cómo debemos actuar para que la división y por ende el conflicto DEJEN DE EXISTIR.

La analogía con el cuerpo humano

Observemos con detalle el funcionamiento de nuestro organismo humano. Nosotros somos un conjunto de células que actúan en sincronía y armonía las unas y las otras para que exista un individuo coherente y sano. .. Es decir que cada célula se hace de su propio espacio sin perder de vista el espacio de las otras células. Cada una hace su trabajo, que se complementa y une con el trabajo de otras células creando un TODO COHERENTE. Ese TODO es el organismo humano. Cada célula se rige en servicio hacia ese todo que a la larga la beneficia, ya que contribuye a que el organismo donde ella vive (cosmos) se mantenga sano. Digamos que esa célula se somete a la voluntad del cosmos orgánico en que habita.

¿Pero qué sucede cuando las células empiezan a actuar “egocéntricamente” y comienzan a hacer lo que quieren?

Allí comienza el cáncer, allí comienza la división y por ende el conflicto.

Al actuar de manera divisiva, esas células egocéntricas empiezan a dañar a las otras y a la larga A SI MISMAS. Porque dañan y enferman ni más ni menos que al organismo en que ELLAS MISMAS VIVEN!

Creo que por eso se dice:

“Ama a los demás como a ti mismo” …. ya que los demás son parte del organismo en que habitas y por ende son parte de vos mismo.

Vamos a otro ejemplo

Cuando los estados que conforman al país Estados Unidos no estaban unificados, sufrieron guerras entre ellos. En esa división existía un claro conflicto. ¿Pero qué paso cuando los estados cedieron su soberanía a un gobierno nacional? ¿Qué paso cuando esas celulitas cedieron su ego divisivo y se unificaron con todo el organismo, gobernado por la voluntad de un cerebro integrador unificado?

La Guerra terminó.

EN LA UNIDAD, NO EXISTE LA DIVISION Y POR ENDE LAS DUALIDADES SON MERAMENTE APARENTES.

¿Que seria del hombre si en vez de identificarnos EGOCENTRICAMENTE con una nación, religión o ideología, nos comenzamos a identificar con nuestra esencia primera: SER HUMANOS?

Creo que este video lo explica muy bien:


link: http://www.youtube.com/watch?v=NKN664XwFxo

Si comprendemos esto, si realmente entendemos que esas divisiones son fruto de nuestra mente pequeña, sabremos unificarnos en LA MENTE GRANDE. La mente grande es una mente común, integradora unificadora que respeta los intereses de todos nosotros sin dejar a nadie de lado. Simplemente hay que seguir estar reglas:

AMA A LOS DEMAS COMO A TI MISMO

HAZLE A LOS DEMAS LO QUE TE GUSTA QUE TE HAGAN

SIRVE A LOS DEMAS, NO LOS EXPLOTES.

Por eso creo que esta forma de pensar es válida para creyentes y ateos, porque son perfectamente RACIONALES y están DEMOSTRADAS en la misma NATURALEZA y en la historia

Para las células, el todo al que sirven, es al individuo al cual ellas forman parte, que es a su imagen y semejanza. Para esas células ese individuo es su cosmos, orden o DIOS. Por eso esto es válido para creyentes

Sin embargo, otras células pueden simplemente adoptar esa filosofía RACIONAL sin necesidad de considerar a ese todo como un dios, simplemente adoptándolo como filosofía de VIDA. (Por eso esto es válido para no creyentes)

De hecho una teoria economica como la de John Nash describe lo que quiero describir. Les dejo este extracto de la pelicula “Una mente brillante” para que entiendan la idea.


link: http://www.youtube.com/watch?v=TtSBQTiC-_w

Es la famosa teoria de juegos de John Nash

“Si no piensas en la obtenciòn del beneficio como colectivo no podrás alcanzar tu beneficio individual”.UNA CRITICA CONTRUCTIVA A LOS CREYENTES:

AQUI VOY A CITAR UN DISCURSO DE JIDDU KRISHNAMURTI:

Pregunta: La creencia en Dios ha sido un poderoso incentivo para un mejor vivir. ¿Por qué niega usted a Dios? ¿Por qué no trata de hacer revivir la fe del hombre en la idea de Dios?

Krishnamurti: Consideremos el problema en forma amplia e inteligente. Yo no niego a Dios; sería una necedad hacer tal cosa. Sólo el hombre que no conoce la realidad gusta de palabras sin sentido. El hombre que dice que sabe, no sabe; el hombre que está viviendo la realidad de instante en instante no tiene medios de comunicar esa realidad.

La creencia es una negación de la verdad; la creencia obsta a la verdad; creer en Dios no es encontrar a Dios. Ni el creyente ni el incrédulo encontrarán a Dios; porque la realidad es lo desconocido, y vuestra creencia o no creencia en lo desconocido es una mera proyección de vosotros mismos y por lo tanto no es real. Yo sé que vosotros creéis, y que ello tiene muy poco significado en vuestra vida. Hay mucha gente que cree; millones de personas creen en Dios y hallan consuelo. En primer lugar, ¿por qué creéis? Creéis porque ello os brinda satisfacción, consuelo, esperanza, y decís que ello da sentido a la vida. Vuestra creencia, en realidad, tiene muy escasa significación, porque creéis y explotáis al prójimo, creéis y matáis, creéis en un Dios universal y os asesináis unos a otros. El hombre rico cree también en Dios; explota cruelmente a los demás, acumula dinero y luego edifica un templo o se hace filántropo.

Los hombres que arrojaron la bomba atómica sobre Hiroshima decían que Dios estaba con ellos; los que volaron de Inglaterra para destruir a Alemania decían que Dios era su copiloto. Los dictadores, los primeros ministros, los generales, los presidentes, todos hablan de Dios, tienen inmensa fe en Dios. ¿Y prestan ellos servicios, hacen más feliz la vida del hombre? Los hombres que dicen que creen en Dios han destruido la mitad del mundo, y el mundo está en una miseria completa. Por causa de la intolerancia religiosa, existen las divisiones de la gente en creyentes y no creyentes, divisiones que conducen a las guerras de religión. Ello indica cuán inclinada a la política es vuestra mente.

¿Es la creencia en Dios “un poderoso incentivo para un mejor vivir”? ¿Por qué deseáis un incentivo para mejor vivir? Vuestro incentivo, por cierto, tiene que ser vuestro propio deseo de vivir de un modo puro y sencillo, ¿no es así? Si esperáis algo de un incentivo, no os interesa el hacer la vida posible para todos sino tan sólo vuestro incentivo, que es diferente del mío; y nos pelearemos por el incentivo. Mas si vivimos felices juntos, no porque creamos en Dios sino porque somos seres humanos, entonces compartiremos enteramente los medios de producción a fin de producir cosas para todos. Por falta de inteligencia aceptamos la idea de una superinteligencia a la que llamamos “Dios”; pero este “Dios”, esta superinteligencia, no habrá de brindarnos una vida mejor. Lo que conduce a una vida mejor es la inteligencia; y no puede haber inteligencia si hay creencia, si hay divisiones de clase, si los medios de producción están en manos de unos pocos, si hay nacionalidades aisladas y gobiernos soberanos. Todo eso, evidentemente, indica falta de inteligencia, y es la falta de inteligencia lo que impide un mejor vivir, no el no creer en Dios.

Todos vosotros creéis de diferentes maneras, mas vuestra creencia carece de toda realidad. La realidad es lo que vosotros sois, lo que vosotros hacéis, lo que vosotros pensáis; y vuestra creencia en Dios es una simple evasión de vuestra vida monótona, estúpida y cruel. Más aun: la creencia invariablemente divide a los hombres: ahí están el hindú, el budista, el cristiano, el comunista, el socialista, el capitalista, y así sucesivamente. La creencia, la idea, divide; jamás reúne a la gente. Puede que reunáis a unos cuantos en un grupo, pero ese grupo se opone a otro grupo. Las ideas y las creencias nunca son unificadoras; por el contrario, son separativas, desintegradores y destructivas. Por lo tanto, vuestra creencia en Dios está de hecho extendiendo desdicha por el mundo; aunque os haya traído momentáneo consuelo, en realidad os ha traído más desdicha y destrucción bajo forma de guerras, hambre, divisiones de clase, y la acción despiadada de determinados individuos. De suerte que vuestra creencia carece totalmente de valor. Si realmente creyerais en Dios, si ello fuera para vosotros una experiencia real, entonces en vuestro rostro habría una sonrisa; no destruiríais a los seres humanos.

Ahora bien, ¿qué es la realidad, qué es Dios? Dios no es la palabra, la palabra no es la cosa. Para conocer aquello que es inconmensurable, que no pertenece al tiempo, la mente debe estar libre del tiempo, lo cual significa que la mente debe estar libre de todo pensamiento, de todas las ideas acerca de Dios. ¿Qué sabéis acerca de Dios o de la verdad? Vosotros, de hecho, nada sabéis acerca de esa realidad. Todo lo que conocéis son palabras, las experiencias de otros o algunos momentos de experiencias propias más bien vagas. Eso, por cierto, no es Dios, no es la realidad; eso no está fuera del ámbito del tiempo. Para conocer aquello que está más allá del tiempo, el proceso del tiempo debe ser comprendido; y el tiempo es pensamiento, el proceso de llegar a ser algo, la acumulación de conocimientos. Eso es todo el trasfondo de la mente; la mente misma es el trasfondo, tanto la consciente como la inconsciente, la colectiva y la individual. La mente, pues, debe estar libre de lo conocido, lo cual significa que la mente debe estar en completo silencio, no forzada al silencio. La mente que logra el silencio como un resultado, como consecuencia de una acción determinada, de la práctica, de la disciplina, no es una mente silenciosa. La mente forzada, dominada, plasmada, encuadrada y mantenida quieta, no es una mente en silencio. Puede que durante un lapso consigáis forzar la mente a estar superficialmente en silencio, pero una mente así no es una mente serena. La serenidad sólo ocurre cuando comprendéis el proceso del pensamiento en su totalidad, porque comprender el proceso es darle fin, y al cesar el proceso del pensamiento empieza el silencio.

Sólo cuando la mente está en completo silencio, no únicamente en el nivel superior sino fundamentalmente, en su totalidad, tanto en el nivel superficial como en los más profundos de la conciencia, tan sólo entonces puede advenir lo desconocido. Lo desconocido no es algo que la mente haya de experimentar; el silencio solamente puede ser experimentado, nada más que el silencio. Si la mente experimenta algo que no sea el silencio, no hace más que proyectar sus propios deseos; y una mente así no está en silencio. Mientras la mente no esté en silencio, mientras el pensamiento en cualquier forma, consciente o inconsciente, esté en movimiento, no puede haber silencio. El silencio es liberación del pasado, de los conocimientos, del recuerdo tanto consciente como inconsciente; y cuando la mente está del todo silenciosa, inactiva, cuando en ella reina un silencio que no es producto del esfuerzo, sólo entonces lo atemporal, lo eterno, puede surgir. Ese estado no es un estado de recordación; no hay entidad alguna que recuerde, que “vivencia”.

Por lo tanto Dios, o la verdad, o lo que os plazca, es algo que adviene de instante en instante; y ello ocurre únicamente en un estado de libertad y espontaneidad, no cuando la mente está disciplinada de acuerdo con una norma. Dios no es cosa de la mente, no surge mediante la proyección de uno mismo; sólo adviene cuando hay virtud, es decir, libertad. La virtud es enfrentarse con el hecho de lo que es, y el enfrentarse con el hecho es un estado de bienaventuranza. Sólo cuando la mente está dichosa, serena, sin ningún movimiento de ella misma, sin la proyección del pensamiento, consciente o inconsciente, sólo entonces adviene lo eterno.

Extracto del libro “La libertad primera y última”

Aquí dejo el libro online (fuente):

http://www.jiddu-krishnamurti.net/es/la-libertad-primera-y-ultima/

UNA CRITICA CONTRUCTIVA A LOS NO CREYENTES

Mi crítica a los ateos es la siguiente:

Cuando tomamos una postura extrema, nos limitamos de manera increíble. El fanatismo es de las cosas que más daño hacen. Si estudiamos las diferentes religiones sin pertenecer a ninguna, podremos beneficiarnos de la sabiduría acumulada a lo largo de miles de años de historia humana. No hace falta creer en Dios para tener la humildad de admitir que ciertas enseñanzas que están en los libros sagrados de los diferentes credos son verdaderas. No tiene sentido gastar energía en tratar de saber si Jesús o Buda existieron o fueron mitos. La existencia de estos seres es IRRELEVANTE. Lo único relevante, SON LAS ENSEÑANZAS QUE DEJARON O QUE SE LES ATRIBUYEN a los mismos. Tampoco tiene sentido tratar de convencer a los demás de nuestras creencias, porque esa energía, podríamos aprovecharla para conocer las enseñanzas más hermosas que existen y simplemente ayudar a otros. No tiene sentido querer convencer a los demás, ya que como expuse anteriormente, genera división y mas conflicto.

Por ejemplo:

No hace falta creer en el mito o persona Jesús para aplicar:

“Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas” Jesús

No hace falta creer en el mito o persona Buda para aplicar:

“El odio no disminuye con el odio. El odio disminuye con el amor” Buda

No hace falta creer en el mito o persona Confucio para aplicar:

“Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos” Confucio.

No hace falta creer en el mito o persona Mahoma para aplicar:

“Di la verdad aunque sea amarga. Di la verdad aún contra ti mismo.” Mahoma

No hace falta creer en el mito o persona Zoroastro para aplicar:

“El mejor y más grande rey es aquel que hace la tierra más fértil.”Zoroastro

Yo llamo ateísmo inteligente, a todo ateo que logra tener la humildad de captar lo BUENO, BELLO Y VERDADERO de las diferentes religiones sin condenar a aquellos que creen en Dios

Yo llamo religionismo inteligente, a aquellos creyentes que abren sus fronteras, sus paradigmas e investigan profundamente sus creencias para ser totalmente consientes de su elección y no ser solos unos autómatas que practican la religión que su familia o sociedad les inculco.

“NO NOS DIVIDAMOS, YA SABEMOS POR LA NATURALEZA, LA HISTORIA Y NUESTRO PROPIO SUFRIMIENTO QUE CUANDO NOS POLARIZAMOS EN ALGUNA DUALIDAD, CREEMOS ESTAR SEPARADOS SOMETIENDONOS A NUESTRO EGO. PERO CUANDO DECIDIMOS ACEPTARNOS MUTUAMENTE, NOS COMPLEMENTAMOS REDUCIENDO NUESTRO EGO Y ACTUANDO COMO UN TODO INDIVISIBLE”

¿Es esto imposible?

“Locura es hacer siempre lo mismo esperando un cambio” Albert Einstein

“No es sano estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma” Jiddu Krishnamurti

“Si quieres cambiar al mundo, cambiate a ti mismo” Mahatma Gandhi

“Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible.” Mahatma Gandhi

“Casi todo lo que realice será insignificante, pero es muy importante que lo haga” Mahatma Gandhi

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa”MAhatma Gandhi

Este video explica muy bien, porque actuamos como locos. Digo como locos, porque venimos actuando exactamente igual desde hace muchísimo tiempo

link: http://www.youtube.com/watch?v=jQMKSePVof4

ES TIEMPO DEL HOMBRE NUEVO, UN HOMBRE QUE AUMENTA SU CIRCULO DE PERTENENCIA, UN HOMBRE QUE TOMA CONCIENCIA QUE EL MUNDO ES SUYO, ES SU CASA, QUE TODOS LOS SERES HUMANOS SON SUS HERMANOS Y NO SOLO SU FAMILIA CROMOSOMICA, QUE TODOS LOS ANIMALES SON SUS COMPAÑEROS QUE HAY QUE CUIDAR, CUYA NACION ES LA NACION HUMANA, CUYA CASA ES EL PLANETA ENTERO Y ¿PORQUE NO LA GALAXIA ENTERA?

¿Recuerdan la analogia de la celula, donde todos ustedes son una celula en un organismo que es su casa? Aqui les dejo una foto de su organismo, el cual con nuestro ego exacerbado, estamos destruyendo.

“Espero que entiendan el mensaje y esencia de este post, que es terminar con el individualismo, uniéndonos y emprender juntos un futuro de conciencia ”



link: http://www.youtube.com/watch?v=36hOHE8iKQ0&feature=related

link: http://www.youtube.com/watch?v=DJb6VzfOVb4&feature=related

link: http://www.youtube.com/watch?v=2ddZOD9sajo&feature=related

link: http://www.youtube.com/watch?v=g6Ejqu3QyWE&feature=related

link: http://www.youtube.com/watch?v=1U-ipqTlVGk&feature=related

Gracias noitulover, por ayudar en la construccion del post

View the original article here